• Moisés López

Verano... llega la sensibilidad dental...

Estamos en verano y llegan por fin las tan ansiadas vacaciones…

Durante esta época se desordena la rutina, solemos aumentar el consumo de alimentos y bebidas frías y/o azucaradas, nos relajamos con la higiene bucal por estar fuera de casa, y tendemos a variar nuestra alimentación.

Si al tomar algo frío se nota dolor en los dientes, se sufre un problema llamado sensibilidad dental, y el malestar con las cosas frías es su primer indicador.

La sensibilidad dental, que afecta al 25 por ciento de la población adulta, se manifiesta con un dolor intenso, de corta duración, en respuesta al frío, al calor e incluso al tacto. Suele ser un síntoma asociado a procesos como caries dental, restauraciones mal ajustadas, traumatismos dentarios, recisión gingival… ¿Por qué se produce? "Si nuestro esmalte está muy desgastado y la dentina está expuesta, esto implica que los túbulos dentarios están abiertos y, por tanto, también el acceso a las terminaciones nerviosas que hay en la pulpa".

Por ello, evitar un gran consumo bebidas carbonatadas, cítricos, helados, etc… mantener una adecuada limpieza y una buena hidratación puede ayudar a matizar el problema de la sensibilidad dental. Un agravante importante de la sensibilidad dental es el azúcar, lo que hace que la sensibilidad dental sea un problema cada vez más prevalente debido a la creciente cantidad de azúcar que se incluye en la dieta moderna.

Hay una gran variedad de tratamientos para la sensibilidad dental que varían en función del paciente. Ponte en contacto con nosotros y pide cita para una consulta, te daremos todas las respuestas y un tratamiento adecuado para que puedas volver a disfrutar pronto de los caprichos del verano!


Entradas Recientes

Ver todo