• Moisés López

¿Puedo ir al dentista si estoy embarazada?

El proceso de embarazo suele producir cambios en la mujer que pueden provocar problemas bucodentales que deben ser tratados, en la medida de lo posible.

Algunas de las situaciones que pueden afectar a la boca son:

  • Inflamación de las encías.

  • Cambio del ph de la saliva.

  • Aumento en la alimentación principalmente de carbohidratos.

  • Aumento de ácidos gástricos causados por los vómitos y náuseas.

  • Aparición de reflujo esofágico

  • Disminución de las defensas

¿Qué debo esperar cuando consulto al dentista durante el embarazo? Es importante que informe sobre su embarazo en el momento de solicitar la cita con su dentista. Es mejor programar su consulta odontológica durante el cuarto al sexto mes de su embarazo porque, los primeros tres meses del embarazo son de extrema importancia para el desarrollo de su niño y se puede aumentar la incidencia de presentar complicaciones.

La gingivitis del embarazo es común y que algunas mujeres embarazadas experimenten síntomas de esta dolencia, como encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad, esto se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. La gingivitis del embarazo ocurre porque los niveles hormonales aumentan y por lo tanto, se exagera la manera en que la encía reacciona a la presencia de irritantes en la placa. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis. Al mantener sus dientes limpios, especialmente cerca del borde de la encía, ayudará a prevenir la gingivitis durante su embarazo. Una buena recomendación durante este período es sustituir los dulces por alimentos más sanos tales como quesos, frutas frescas o vegetales que son mejores para sus dientes.

Dependiendo del momento del período del embarazo debemos tener en cuenta:

El primer trimestre del embarazo es el momento más delicado, ya que el feto está desarrollando sus órganos. Por ello es mejor evitar las visitas al dentista durante este periodo. En esta fase de gestación está contraindicado el uso de fármacos y están totalmente prohibidas las radiografías, ya que podrían perjudicar el desarrollo del bebé.

Durante el segundo trimestre, el feto ya no corre tanto peligro y es el momento ideal para resolver los problemas dentales que puedan surgir, así que se recomienda realizar las revisiones pertinentes para evitar problemas posteriores.

Durante el tercer trimestre no está desaconsejado la visita al dentista, pero si que es cierto que debido al tamaño de la tripa y del estado de la futura madre, en muchos casos se evita la visita al doctor a no ser que sea imprescindible.

Si fuera necesario, su dentista puede también realizar una consulta con su médico personal antes de que se comience cualquier tratamiento.

Una llamada telefónica puede solventar todas las dudas y alejar todos los miedos que preocupen a la futura madre. Llámenos y le informaremos!!


Entradas Recientes

Ver todo